delhospital

Alarmas de incendio

 
 

 

Volver a centros hospitalarios

Los sistemas de alarmas fueron cobrando con el tiempo mayor importancia debido al incremento de la inseguridad. Existen diferentes tipos de alarmas, sea para detectar el ingreso a un inmueble de una persona extraña o no autorizada o las alarmas cuya función es detectar los principios de incendio o incendios propiamente dichos. Este tipo de alarmas no son opcionales como las primeras sino más bien medidas de seguridad obligatoria en determinados tipos de edificios públicos como por ejemplo los hospitales.

El contar con una alarma de incendio muchas veces permite detectar un incendio en sus inicios y además brinda la posibilidad de activar (en caso de poseer) los sistemas preparados para la extinción de las llamas. Existen algunos dispositivos de detección que se ubican en diferentes zonas del edificio y al estar conectados en forma computarizada permiten determinar cuál es el área en la que se inició el incendio y así evitar su propagación. Pero actualmente los sistemas de alarmas de incendio son más sofisticados y además de estar conectados, permiten saber cuál de todos los dispositivos es el que se activó y además poseen sistemas de audio-evacuación, extinción conectados con el mismo.

Es decir que casi todos (tanto los que se utilizan en edificios residenciales como en oficinas o instituciones públicas) cuentan con un panel central desde el cual están articulados los diferentes dispositivos de detección, extinción, etc.  Es importante que además cuenten con un sistema de campanas, sirenas o algún elemento sonoro lo suficientemente fuerte como para alertar a quienes se encuentren en la zona de incendio. Todo esto debe completarse con sistemas organizados de evacuación, bien señalizados y libre de obstáculos para facilitar la salida de las personas ocupantes del inmueble.

 

Todos aquellos que se desempeñen dentro del edificio como así también todos aquellos que habiten en el mismo (en caso de inmuebles residenciales), deben estar adecuadamente instruidos sobre uso, ubicación, y manejo de los extintores en caso de emergencias. El mantenimiento en condiciones de estos artefactos es de una importancia vital. Deberán ser revisados periódicamente (chequear su recarga una vez que fueron utilizados), el manómetro deberá indicar buena presión, y antes de ser usado debemos observar la tarjeta de mantenimiento para así asegurarnos que se encuentre en óptimas condiciones.

 

Todo este sistema de alarmas de incendio lo que permiten en primera instancia es evitar que el fuego avance y complique la situación al punto de involucrar pérdidas de vidas humanas y en segunda instancia permite dar aviso al departamento de bomberos para tratar de que las pérdidas materiales no sean lo suficientemente significativas. En caso de edificios cuya finalidad esté relacionada con la salud (hospitales, sanatorios, clínicas) estos cuidados deben ser aún mayores dado que existen personas internadas que no pueden movilizarse por sí mismas. En este tipo de edificios por lo general los sistemas son lo suficientemente completos como para alertar al personal y de esa manera iniciar las medidas de evacuación según las normas establecidas al respecto.

El sistema de alarmas, en cuanto al panel de alarma, no tiene muchas variaciones. En general está compuesto por una placa electrónica y, lo que es una cuestión de seguridad también por posibles fallas, una batería de backup. En cambio en cuanto a los detectores, existe una variedad considerable por lo que la elección será en función de las características del inmueble, utilidad, y demás detalles. Estos pueden ser: detectores ópticos de humo, detectores ópticos de llamas, detectores de humo para ductos, detectores de temperatura máxima, detectores de gradiente de temperatura, y detectores térmicos combinados. Quizás en un edificio sea necesario colocar más de un tipo de detector.

>>> ¿No encontró? Mejor seguir buscando aquí:

Google