delhospital

Saturómetro u oxímetro de pulso

 
 
     

Volver a inicio

     

En centros de atención médica el control de la saturación de oxígeno en sangre se realiza mediante saturómetros u oxímetros de pulso, que son aparatos electrónicos digitales que se adosan sobre un dedo de la mano, ideal para cuando el paciente está inconsciente puesto que permite un seguimiento no invasivo. Para los pacientes pediátricos son muy cómodos puesto que se colocan en forma de pinza en el pulgar y de esa forma se obtiene, con el sensor infrarrojo, una concentración en el lecho capilar distal digital, que aproxima con gran precisión el grado de saturación.

Se les suele decir a los niños que son los "cocodrilitos" y esto divierte a los niños, ya que en caso de estar internados seguramente será el aparato menos invasivo y a la vez más llamativo. Siempre hay que informar a los pacientes, también en pediatría, para qué sirve y cómo serán los procedimientos que se le aplicarán, para aumentar la adherencia a los tratamientos e intervenciones.

Los niños desaturan con mayor facilidad y es común mantener el alerta: en los pases de las salas de clínica pediátrica es de buena práctica mencionar este parámetro de saturación entre los datos más importantes de cada paciente. Cuando exista algún problema durante la internación, según la mayoría de los modelos sonará una alarma y/o aparecerá un cartel en el monitor que avise que la saturación esté bajando. Por lo general, todos los modelos actuales de saturómetro son confiables.

Tipos de saturómetros

 

Oxímetro de pulso con curva pletismográfica

 

Es el más común, puesto que ningún saturómetro u oxímetro actualmente arroja sólo el resultado de su medición de la saturación, sino que avanzan con curvas de mayor utilidad en el seguimiento, que no representan una foto instantánea del momento clínico sino que permiten una "ventana" sobre la evolución.

 

Oxímetro de mano:

 

Se trata de los portátiles: mientras la mayor parte de los saturómetros de hospital están adosados a un monitor cardíaco, es más simple la implementación de oxímetros o saturómetros de mano para internaciones domiciliarias por ejemplo. También se utilizan mucho en el armado de dispositivos para la investigación científica básica en clínica médica, para la medición de los parámetros vitales con fácil modo de reproducción y largo alcance. Es importante tener en cuenta el precio: cuanto más pequeños, por lo general, más caros, aunque ofrecen ventajas que son para pagar la diferencia.

 

Oxímetro de dedo:

 

Es el más pequeño y no suele presentar más que un monitor simple y acotado. De todas maneras es muy útil, sobre todo en casos de emergencia, puesto que no requiere de todo el aparataje de extensión con el cable puesto que el aparato mismo es el "cocodrilo" que describimos más arriba. No se han reportado problemas con el infrarrojo ni con la traducción de la información en Torr (Torricellis)

 

Google